Noticia

Volver

Judiciales 17-04-2017

De la Fiscal de Género Paula Hondeville: Sólo en mi Fiscalía hay más de 8 mil causas y no damos a basto

De la Fiscal de Género Paula Hondeville: Sólo en mi Fiscalía hay más de 8 mil causas y no damos a basto

"Somos 17 personas trabajando y evidentemente es imposible", aseguró la titular de la Unidad Fiscal de Instrucción y Juicio N° 10 de Morón.

 

 

"Con las Fiscalías Especializadas en Violencia de Género se está dando otra respuesta a las mujeres que así lo requieren", aseguró la Fiscal Paula Hondeville, titular de la Unidad Fiscal de Instrucción y Juicio N° 10 de Morón. "Hay dos fiscalías, con tres fiscales en cada una de ellas, pero es una cuestión matemática: no damos abasto. Somos 17 personas trabajando y sólo en mi fiscalía hay más de 8 mil causas. Evidentemente es imposible", explicó.

 

En diálogo con el periodista Adrián Noriega en el programa de tevé Primer Plano, Hondeville valoró el aporte realizado por los Municipios de Morón, Hurlingham, Ituzaingó y Merlo. Luego, consideró que las líneas telefónicas exclusivas para denunciar casos de violencia de género "son herramientas que suman". Aunque aclaró que "no son cien por ciento eficaces". Pero "es mucho más de lo que teníamos hace tiempo atrás", afirmó.

 

Sobre la masacre de Hurlingham durante la que Diego Loscalzo mató a cinco mujeres y un hombre, la Fiscal Hondeville, que investiga el hecho, dijo "había mucha ansiedad en que se lo califique como femicidio, pero se necesitan algunas comprobaciones que sólo se dan en el marco de una investigación. Cuando se constató que en el marco de la pareja había violencia de género, entonces se cambió la tipificación legal", explicó.

 

"Tiene que estar presente la desvalorización de la mujer, esta situación de inferioridad de condiciones por su calidad de mujer, por su género. Eso no siempre se da. Un episodio aislado de violencia doméstica en el que termina muerta una mujer no implica per sé necesariamente un femicidio", finalizó la funcionaria judicial. 

 

El 6 de febrero, Loscalzo mató a su pareja Romina Maguna, una agente del Comando de Patrullas de San Martín con quien tenía una relación desde hacía tres años. Ella se quería separar y él no. Discutieron, hubo gritos, golpes y en medio de la pelea le quitó a la mujer su arma reglamentaria y disparó. Fueron cuatro balazos en el pecho. Romina murió en el acto. Fue entonces cuando su hermana Vanesa Maguna, que vivía en la misma casa, quiso defenderla y se convirtió en su segunda víctima. La mató de siete disparos. Después baleó a una amiga de la familia que se encontraba de visita y al esposo de Vanesa, Darío Díaz. El hombre llegó a ser asistido en el Hospital Posadas, donde murió. Sin embargo, la matanza siguió. Recorrió las 25 cuadras que lo separaban de la casa de sus suegros para terminar la masacre. Cuando llegaba al cruce de Beethoven y Schubert, se los encontró llegando en su auto Renault 19 y los atacó. Juana Paiva, la mamá de los Maguna, murió poco después en el hospital. José Maguna, hermano de Romina, murió en el lugar. Su esposa, Mónica Beatriz Lloret (36), embarazada de 9 meses, perdió a su bebé y la mujer se recupera. La otra hija de la pareja, de 12 años, también fue herida pero está fuera de peligro.


Mas información