Noticia

Volver

Prevención 29-01-2018

Hospital Posadas - Confirmado: Volvieron los Escorpiones y Alacranes por la ola de calor

Hospital Posadas - Confirmado: Volvieron los Escorpiones y Alacranes por la ola de calor

En lo que va del año, el centro de salud ya intervino varios caso aunque prepara las estadísticas y aún no tiene precisión. Explicaron qué se debe hacer ante una picadura y cómo prevenir la aparición del arácnido.

 

 

En 2016, la noticia se inicio en Córdoba y llegó rápidamente al conurbano. Y una recorrida telefónica por los principales hospitales nacionales, confirmó que había consultadas por picaduras de escorpiones y alacranes en el conurbano y Ciudad de Buenos Aires.

 

Desde el Hospital Posadas informaron que el tema no es nuevo y que los 365 días del año brindan asesoramiento desde el área de Toxicología.

 

Los casos llegan a 10 por meses con altas temperaturas y bajan a la mitad durante las estaciones frías.

 

En 2017, el casos más resonante fue el de Tobias, un chico de 11 años de Palermo que luego de una semana fue dado de alta. La noticia soprendió por la zona, ya que Palermo es altamente urbano. 

 

Consultado el Servicio Nacional Toxicología, la Doctora María Spera señaló que hay mejores posiblidades de tratar la picadura "si pudieran atrapar el ejemplar y colocarlo en un frasco" para llevarlo al hospital.

 

Si alguien sufre una picadura, agregó Spera, "sólo hay que realizar higiene con agua y jabón y si es muy dolorosa pueden colocar hielo en la zona". Y desaconsejó "el uso de torniquetes y escisiones en la herida intentado quitar el veneno".

 

Hay que recordar que existen dos tipos de escorpiones o alacranes. Los de pinzas largas, marrón claro y tres líneas oscuras en el torso, son venenosos. La cola, con lo que pica el alacrán, tiene dos puntas, una más larga y una más pequeña. 

 

Los de pinzas cortas y gruesas y marrón oscuro no son peligrosos. Y la especie no tóxica es más oscura, las pinzas son gordas y la cola posee una sola punta.

 

Los alacranes residen en zonas cálidas, húmedas y oscuras. Hacen cuevas, se alimentan de otros insectos, pero, fundamentalmente, de las cucarachas y es muy común que aparezcan en la ropa de cama.

 

Ante una picadura, los síntomas son vómitos, deshidratación, sudoración y lagrimeo. Y la primera hora es fundamental.

 

En 2017, el Hospital Posadas recibió el caso de Tobias, el nene de Palermo que sufrió envenenamiento que le produjeron entre otras cosas, cuatro paros cardíacos.

 

Como prevención, la limpieza ocupa un lugar fundamental. Si uno tiene cucarachas o ve a los alacranes, debe poner insecticida del tipo de las piretrinas. Fumigar en los rincones, en las zonas donde hay hendiduras en el piso o en la pared, en las rejillas, o poner un alambre tejido finito para que no puedan salir los bichos.


Mas información