Noticia

Volver

¿Turismo? 08-11-2017

Turismo: Ahora para los ricos la moda es concretar un tour por las favelas de Río de Janeiro

Turismo: Ahora para los ricos la moda es concretar un tour por las favelas de Río de Janeiro

Como si fuera un safari sin matanza o una expedición antropológica, los turistas puedan ver "cómo viven los pobres" de Rocinha, la favela más grande de todo Brasil. Y si la pegan, quedan bajo fuego cruzado entre narcos. Eso sí, es más caro.

 

 

Todo lo controla una organización, hombre y mujeres del submundo marginal. Así funciona la favela, gracias al narcotráfico. 

 

Sin embargo, es uno de los lugares más seguro de Río de Janeiro y se pueden tomar todo tipo de fotos, siempre y cuando se pague el peaje impuesto por los que controlan el territorio.

 

Hay empresas de turismo de punta que organizan excursiones a la Rochina la favela más grande de Brasil al sur de Río de Janeiro. El recorrido, para los turistas ricos de Europa, Estados Unidos o Japón es insólito: ven "cómo viven los pobres".

 

En la Rochina viven 70.000 personas declaradas aunque, claro, se estima que la población es mayor.

 

Toda una ciudad dentro de otra: callejones repletos de gente, motos de un lado a otro y puestos callejeros.

 

Cada vez que hay un cruce de organizaciones narcos, el Gobierno Nacional de Brasil tiene que enviar al Ejército para restablecer el órden. 

 

Rumbo a la Rochina hay grupos de policías armados hasta los dientes que apuntan sus fusiles hacia el horizonte. Están atentos y preparados para disparar.

 

Sin embargo, dentro de la Rochina hay incluso mansiones: casas privadas con piscina y equipadas con todo el confort del Siglo XXI.

 

Cualquier excursión es sobre un Jeep Blindado Todo Terreno. Se detiene y los turistas pueden compar collares hechos con semillas del Amazonas, llaveros, jabones perfumados y cuadros naíf.

 

En contraste a la Rochina se encuentra el barrio de Gávea, uno de los más ricos de la ciudad al que los narcos no dejan ir a robar para que el ejército no entre a la favela. 

 

Con el proceso de pacificación comenzado a finales de 2008 y luego: la Copa Confederaciones de 2013, el Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 más viajeros se atreven a visitar algunas de las favelas ubicadas en las áreas residenciales, relativamente cerca de las playas de Copacabana e Ipanema.
 
.La favela Santa Marta, por ejemplo, llegó a ser el quinto punto turístico de Río de Janeiro, con picos de hasta 10.000 visitas por mes. El proyecto "Rio Top Tour" formó como guías a de residentes de las favelas para que pudiesen generar una renta dentro de la comunidad.
 
Con la crisis del Plan de Pacificación y la recrudescencia de la violencia, el Estado de Río de Janeiro eliminó las favelas de los mapas turísticos.
 
La nueva Administración Municipal esta controlada por un obispo de la principal iglesia evangélica de Brasil.

Todo el cableado, de energía eléctrica, cable o internet, se los llama espaguetis. En Brasil, para tener acceso a la sanidad pública, hay que tener domicilio en el país, y para tener domicilio, hay que pagar la electricidad.

 

Pero cada contador residencial es falso. Sólo están registrados para tener los papeles para el acceso a la salud en regla.

 

Para los residentes, la llegada de turistas con euros y dólares es un excelente ingreso. No sienten vergüenza al ser fotografiados y le venden cualquier cosa que necesiten por cifras altísimas para un habitante de la favela y bajísimas para un extranjero. 

 

En la Rocinha, hay cuatro escuelas públicas, tres bancos y varias iglesias protestantes. Y un edificio del Ayuntamiento que siempre recibe críticas por su inoperancia en la favela.

 

La mayoría de los habitantes de la Rochina provienen de los estados más pobres del nordeste o son hijos de inmigrantes.

 

En Brasil, el 10% de la población controla el 40,5% de la riqueza nacional. Y el 0,1% más rico, 27.000 contribuyentes, declara rentas anuales por 12.000 millones de euros.

 

 


Mas información